En la disputa entre “ahí me pagan bien, pero el ambiente es horrible”, y “no me pagan tan bien pero me divierto mucho” ha ganado la primera opción.

Al menos en México, en una encuesta de la firma global de reclutamiento Randstand, el 56 por ciento de los mexicanos prefieren un mejor salario que compañeros que sean de su agrado.

Sin embargo, disfrutar del ambiente laboral es una de las claves para que tu trabajo sea más productivo e incluso mejor remunerado así es que mejor que pienses dos veces antes de tomar un trabajo sólo por el sueldo, de acuerdo con expertos.

Margarita Chico, directora de comunicación de trabajando.com aseguró que el beneficio de un trabajador contento es para ambas partes: la empresa y el empleado.

“Un trabajador contento es muchísimo más productivo y contribuye de manera considerable a mejorar el clima laboral, por lo mismo, la importancia tanto para el empleado como para la empresa de lograr este objetivo”, señaló Chico.

De acuerdo con investigaciones de Daniel Coleman, experto internacional en inteligencia emocional, si tu no estás contento con el ambiente de tu organización (valores, compañeros o relación con superiores), lograrás de un 20 a un 30 por ciento menos de resultados.

Gonzalo González, gerente de reclutamiento financiero del grupo GAPE, dedicado a la consultoría en recursos humanos, comentó que a pesar de tener políticas muy estrictas en México existen ambos perfiles: aquél que quiere cambiarse sólo por el dinero y aquél que decide quedarse en su empresa aunque sea con un salario más bajo.

“Le recomendaría a los candidatos que no se fijaran sólo en el dinero y tomaran otras condiciones como: clima organizacional y ‘match’ con los que se va a colaborar”, aconsejó.

Las empresas mexicanas se han quedado atrás en cuanto a la implementación de políticas que mejoren el ambiente laboral, a diferencia de empresas transnacionales, cuyas políticas de recursos humanos hacen todo para que el empleado este satisfecho y orgulloso de su empresa, agregó.