No existe un formato universal, pero CV debe cubrir los siguientes puntos clave:

Datos personales:

Puntos-ClavesNombre completo, domicilio, número de teléfono y dirección de correo electrónico para que puedan contactarte fácilmente.

 

Objetivo profesional:

Toma tu habilidad principal y relaciónala con el empleo que estás solicitando para demostrar por qué satisfaces las necesidades de dicha posición.

Experiencia laboral:

Enumera tu empleo más reciente primero, continuando en orden cronológico inverso incluyendo el nombre, lugar, sitio web y fechas de empleo para cada compañía para la que has trabajado.

Estudios

Únicamente incluye tus estudios de nivel profesional y posgrados en orden cronológico.

Habilidades:

Incluye los paquetes computacionales que haz utilizado, sin importar si fue por un periodo corto de tiempo, indica los idiomas que conoces y a qué nivel: básico, intermedio o avanzado. Respaldar con ejemplos tus habilidades de comunicación y administración de proyectos.

Un diseño limpio y sencillo:

Escribe siempre tu CV en no más de dos páginas tamaño carta.

Puntos a considerar:

El tiempo que inviertas en comprobar que tu currículum vitae se vea nítido y relevante siempre es tiempo bien invertido. Hay muchos errores sencillos, como lo son los errores ortográficos que con frecuencia se pasan por alto y hacen que el reclutador le dedique poco tiempo a analizar tu CV. Es muy importante que no incluyas imágenes o color en tu CV. Este tipo de «mejoras» suelen ser contraproducentes.